Management,Marca,rrhh,Tendencias Digitales

Design Thinking: la innovación del Big Data (2 de 2)

17 febrero, 2016
DesignThinking
Compartir

Hemos llegado a un punto donde los consumidores ya no se inmutan ante la gran cantidad de información en Internet. Al contrario, están tan saturados que el término “Big Data” poco a poco es reemplazado por “Business Intelligence” y los datos se convierten en commodities.

Aquí es donde el concepto de Design Thinking se vuelve tan poderoso, ante la oportunidad de documentar toda la Data, filtrar lo más relevante y comenzar el análisis.

¿Qué ideas podemos extraer de toda la Data? ¿Cómo podemos presentar estas ideas al usuario?

Roger Martin, Presidente y CEO de IDEO, describe la práctica de mejor manera: “El Design Thinking es un enfoque para la innovación, centrado en el ser humano, que integra las necesidades de las personas a través de las posibilidades de la tecnología”.

¿Cuáles son los requisitos para el éxito de un negocio?

La mayoría de las nuevas empresas manejan grandes volúmenes de datos que interpretan escuetamente y presentan tal cual a los usuarios finales.

Sin embargo, muchas nuevas empresas se esfuerzan en hacerlo de manera eficaz.

El Design Thinking es un proceso integral y colaborativo en el que todas las áreas aportan para el desarrollo del producto.

La mayoría de estas empresas eventualmente se encontrarán con la necesidad de escalar algunas ideas, así como tener capacidad de inmersión profunda en sus procesos para adaptarlos a los resultados.

¿Quién es el usuario?

Debemos saber cuál es el problema a resolver. Comprender y observar para obtener el máximo de información sobre el tema.

Una buena opción es ponerse en los zapatos del usuario final y entender a fondo: “¿Para quién desarrollamos el nuevo producto? ¿Quién lo usaría?”.

Conseguir la respuesta correcta a estas preguntas afectará la forma en que venderemos el producto y, lo más importante, afectará el diseño mismo del producto.

¿Cómo presentar los datos?

El error más grande está en presentar demasiada información.

El mejor método es compilar los datos, hacer un análisis a fondo acerca de nuestro producto, y después, aplicar la máxima ‘Menos es más’, presentar los resultados de forma sencilla y directa.

La inversión de tiempo no debe estar en el armado del reporte sino en la ida y vuelta del proceso. En las pruebas y “feedback” del producto con el cliente.

‘Bueno está peleado con perfecto’, es preferible presentar los resultados sin tanto adorno y pulirlos durante en el proceso.

La Competencia

Vivimos en un mundo de constantes cambios y la adaptación se ha convertido en una habilidad que pocas empresas tienen para sobrevivir en la nueva era digital.

Adoptar el Design Thinking como una actitud empresarial te proporcionará ventaja en el mercado, ya que nos da una mirada de 360 grados frente a cada nuevo escenario sediento de innovación.

Es un cambio cultural, como bien define Roger Martin: «las habilidades del diseño y de los negocios están convergiendo. Para ser exitosos en el futuro, los ejecutivos deberán pensar más como diseñadores… más “maestros de la heurística” que “maestros de los algoritmos”

Slack ha hecho un trabajo notable para lograr esto. En un espacio muy competitivo en el ámbito de colaboración, no ganaron debido a las características; sino a la facilidad y simplicidad de su producto.

La Data es una mercancía sólo porque hay demasiada no codificada allá afuera. Hoy el reto es identificar a tus usuarios y mostrarles lo que necesitan saber de manera rápida y eficiente antes que cualquier otra persona.

En lugar de pensar acerca de los productos de la competencia, comienza a pensar en procesos competitivos. Transforma digitalmente tu empresa: optimiza tiempos, escala tu negocio y aumenta tus ventas.

También te puede interesar:

Innovación: Design Thinking Parte 1

Descarga La Revolucion Horizontal

 

Deja un comentario