Cambio,Lifestyle,Marketing

El poder de ser auténtico en los negocios

3 julio, 2015
el valor de ser autentico
Compartir
  • 18
    Shares

Ser auténtico es una característica difícil de encontrar en el mundo de los negocios debido a que es más cómodo apegarse a un protocolo que mientras más se practica más se vuelve un ritual. Es por esto que las empresas y personas que se atreven a mostrar un poco de su personalidad tienden a encontrar una gran aceptación de su público al mostrarse vulnerables y humanos.

A medida que el mundo se vuelve más digital y despersonalizado, las personas necesitamos algo que nos haga romper el protocolo y la monotonía de nuestros días, es por esto que pedimos, rogamos por un sentimiento de autenticidad en las personas con las que interactuamos, ya sean amigos, colegas e incluso en los productos que consumimos diariamente. Esta experiencia de autenticidad hace que las personas percibamos nuestro encuentro de una forma más real, incluso cuando estamos hablando de un producto. El reto de las marcas entonces es mantenerse auténticos y entregar a sus usuarios la experiencia que ellos quieren.

¿Qué significa ser auténtico?

Existen muchas definiciones sobre lo que significa autenticidad, pero en general, representa mantenerse fiel a un ideal sobre quién deseas ser y a quién sirves. Debido a que los usuarios cuentan con acceso a todo tipo de información, es imposible mentirles y tratar de engañarlos sobre tus prioridades, ya seas una persona o una empresa, así que lo importante en este caso es generar un compromiso con tus clientes y respetarlo.

Ser auténtico funciona porque genera una identidad hacia la que las personas pueden sentirse atraídas, por supuesto que también pueden odiar la identidad que creaste, pero tu nombre no pasará desapercibido y en el último de los casos, a la gente le encanta odiar objetos o situaciones que después prueban bajo sus propios términos.

¿Cómo ser auténtico?

Si ser auténtico tiene tantos beneficios, más empresas deberían de hacerlo. En realidad muchas empresas lo intentan, pero fallan en algún punto de su cometido o de su comunicación; para que no te pase a ti, quiero darte algunos consejos para que el verdadero yo de tu marca o tu empresa salga a flote.

Sé consistente

Un problema que tienen las marcas en la era digital es intentar cambiarlo todo y hacerlo de forma inmediata. Los cambios bruscos y sin pensar pueden confundir a tus clientes, no porque sean tontos, sino porque tienen tantas cosas qué pensar cada día que no quieren gastar energía preguntándose si el producto es el mismo que el del día de ayer o no.

Tienes que hacer cambios y transformaciones en tu empresa, eso no lo puedes detener, pero tu mensaje, estilo e identidad deben permanecer inmutables a través del tiempo.

Responsabílizate de tus acciones

Si llegas a cometer un error, lo mejor y más honesto que puedes hacer es aceptar que cometiste un error. No trates de encubrir tus problemas o pienses que los demás no se van a dar cuenta, las personas se dan cuenta y tarde o temprano los problemas son expuestos. La lección aquí es: los errores nos hacen humanos y nadie quiere tratar con personas que se creen perfectas. Responde a los problemas, alza la mano y acepta tus errores antes que alguien más comience a hablar de ellos.

Explota tu reputación en línea

Es importante decir que haces las cosas bien, pero es mucho más importante que otras personas digan que las haces bien. Gracias a la conectividad en redes sociales y la gran cantidad de plataformas en línea, es muy fácil conectar con otras personas y escuchar sus comentarios y quejas. Lo mejor de estar conectado es que las quejas puedes resolverlas, mientras que las palabras de apoyo pueden ser utilizadas para mostrarle al mundo lo que otras personas opinan de ti. Publica esas loas en tu página y redes sociales las opiniones positivas de las demás personas.

Enriquece tus relaciones

No basta con recibir quejas o apoyo de las personas, también es necesario generar una conversación con ellos, nutrir estas conexiones y mostrar tu rostro humano, no solamente el corporativo. Conozco muchas personas que tienen miedo de publicar un chiste en sus redes sociales por miedo que se mal interprete; mi mejor consejo es, sé tú mismo, si a tu público le hace sentido será de gran ayuda para fortalecer una relación con ellos –pero tampoco pruebes demasiado tu suerte.

Sé real

Suena sencillo ¿no? Aún así ser real es algo que muchas empresas y personas no tienen claro qué significa ser real. Ser real significa mostrar tus pasiones, las cosas que te mueven y te impulsan a trabajar cada día más allá de ganar dinero, así que busca esa razón por la que te levantas cada día y compártela con el mundo.

 

Descarga La Revolucion Horizontal

Deja un comentario