Cambio,Innovación,Marketing,Publicidad,Tendencias

El usuario es la web

23 febrero, 2015
usuario-es-la-web
Compartir

La transformación coincidió con la inauguración del término “Web 2.0”. En 2004, Tim O’Reilly lo utilizó por primera vez en una conferencia para referirse a una segunda generación en la historia de la Web, basada en las comunidades de usuarios y en una gama especial de servicios, como las redes sociales, los blogs, los wikis o las folcsonomías, que fomentan la colaboración y el intercambio ágil de información.

el usuario es la web

A partir de este momento, se vislumbra una interacción en los usuarios que catalogamos como “extrema”, en la que el peer ya no puede ser concebido fuera de la Web. De hecho, se registraron cambios definitivos en el consumo tradicional de los medios, dado que los clientes claramente se “mudaron” de lugar: ahora pasan en línea 14 horas por semana, lo que representa el 39% de su tiempo. En cambio, disminuyeron el consumo de televisión a 14 horas semanales; de radio a cinco horas; y de periódicos y revistas a una hora .
Como caso paradigmático en redes sociales, cabe mencionar el lanzamiento de Facebook. En febrero de 2004, Mark Zuckerberg presentó el sitio que originalmente estaba restringido para estudiantes de la Universidad de Harvard, pero que en 2006 abrió el acceso a todos los usuarios de Internet.

En abril de 2008, la consultora ComScore difundió un estudio que indicó que Facebook había superado a MySpace, fundado en 2003, en cantidad de visitas. Según el relevamiento, Facebook había obtenido 123,9 millones de visitantes únicos contra los 114,6 de MySpace. Y para enero de 2009, Zuckerberg anunció haber superado los 150 millones de usuarios registrados.
Esta red social recibió mucha atención en la blogósfera y en los medios de comunicación, porque se convirtió en una plataforma sobre la que terceros pueden desarrollar aplicaciones. Además permitió comprobar que las redes sociales se convirtieron en un aparato de comunicación masiva, que trasciende las fronteras, y que son sumamente efectivas.

Las diferentes redes sociales aglutinan millones de personas de todas partes del mundo. Pero aparte de ser servicios de entretenimiento y comunicación, también adquirieron la capacidad de movilizar personas hacia un hecho específico, ya sea una marcha a favor de una determinada política, un apagón mundial para ahorrar energía o la modificación de algún aspecto de la red social misma.
Desde 2004 hasta hoy, los acontecimientos que se dieron en Internet son inabarcables. Se considera que un año de Internet representa a unos siete años de vida normal por la cantidad de cambios que se pueden registrar. Por lo tanto, en este paradigma tomamos los casos que consideramos más representativos para graficar la evolución de Internet y tuvimos que dejar muchos otros de lado.
También hay que destacar que, en febrero de 2005, se lanzó YouTube, lo que permitió a los usuarios compartir videos digitales. La facilidad para alojar grabaciones personales y comunicarlas al mundo lo hicieron extremadamente popular, tanto que obtuvo el premio al “invento del año”, en noviembre de 2006, otorgado por la revista Time. Además, los enlaces a videos de YouTube pueden ser incluidos en blogs y sitios web personales usando API o incrustando un código HTML. Hoy se ve más contenido producido por usuarios que por profesionales.

Uno de los sitios que más se destacó en este período de transformación fue Twitter. Aquí se manifiesta de manera clara cómo algo trivial puede convertirse en un acontecimiento con valor informativo poderoso. Hay quienes consideran que es la herramienta tecnológica más espontánea de periodismo ciudadano, y lo demostró en la cobertura informativa de diversos acontecimientos, como el accidente aéreo del 16 de enero de 2009 en el río Hudson, el terremoto del 8 de enero de ese año en Costa Rica, o los atentados en Bombay de diciembre de 2008.
Los peers en Twitter se enteran antes que nadie de lo que sucede en el mundo, porque les sucede a ellos; y, a diferencia de los medios tradicionales de comunicación, no necesitan demorar la emisión debido a rutinas productivas lentas. La comunicación de este servicio de microbloggeo es en tiempo real.
La revista Forbes denominó a los ataques de Bombay como el “Twitter’s Moment”. Aquel día los usuarios que mandaron notas con comentarios sobre la crisis “transformaron un servicio de distribución de mensajes personales cortos para una red de conocidos en un servicio de información mundial y en tiempo real basado en los relatos personales de los ataques”.
De alguna manera, esto viene a revelar la tendencia que se hace presente en este paradigma: el florecimiento de la marcadotecnia. Aquí los peers buscan historias y por eso se alejan cada vez más de los medios tradicionales. En Internet lo que importa son las historias que cuenta la gente común. Por eso Twitter tiene tanto impacto.
Finalmente, los usuarios asumen el rol de controlar, dominar e incluso decidir hacia dónde va la plataforma misma. Por eso decimos que el grado de interacción es extremo. Desde la perspectiva del marketing, el consumidor es, desde ahora, el nuevo gerente de la marca. El peer es ahora quien decide cuál será el mensaje, cómo lo va a recibir y cuándo lo hará.

Deja un comentario