Futuro,Generaciones,Innovación

Mío por un día: Sharing Economy

22 marzo, 2016
economy
Compartir

Algo muy interesante está pasando allá afuera con la economía compartida, el concepto de propiedad ha cambiado, ser propietario ha pasado a segundo término y los Millennials lo saben…

Ellos quieren tener todo, pero no quieren ser propietarios de nada, lo cual es muy comprensible, pues estos jóvenes han crecido con la crisis, adaptándose a la montaña rusa de la economía global. Su idea del éxito financiero dista mucho de la de sus padres, la Generación Y busca un trabajo que les permita gozar de una vida equilibrada: realizar actividad física, viajar más y si es posible trabajar desde su casa o freelancear.

Los Millennials no tienen país, su hogar es el mundo

¿Para qué comprar una casa si pueden rentarla en cualquier parte del mundo y estrenar auto diariamente? Los Millennials no desean poseer cosas, comprenden que pueden tener acceso a más sin tener la necesidad de comprar, el lema de esta generación es COMPARTIR: experiencias, ideas, casas, autos, conocimientos, servicios. Si algo caracteriza a la generación del milenio es su capacidad para adaptarse y crear nuevos modelos económicos.

Sharing Economy no es una moda, es un movimiento social-económico que ya  está sucediendo

Éste es el nuevo modelo de negocios que impera en la economía mundial. Se trata de un sistema de acceso a bienes, servicios, información, a través de apps o sitios web que conectan a los usuarios que ofrecen el servicio con sus clientes potenciales.

El principio básico de la sharing economy es sencillo: una persona tiene un producto o servicio que otra persona necesita rentar o usar temporalmente como un auto, una casa… El negocio se hace peer to peer (entre los mismos usuarios).

Las empresas en la economía compartida tienden a ser intermediarias facilitadoras. Su tarea es conectar a las personas. El argumento es que ellos sólo facilitan la conexión. Las empresas operan en un modelo tipo `broker`, tomando un porcentaje de ambos (el vendedor y el cliente final) o cargando impuestos al que ofrece el servicio.

Los ejemplos más representativos son Uber, Lyft, Sidecar, Airbnb, VRBO, Sharing, Taskrabbit…

40% de la fuerza laboral de EU será freelancer en 2020

¿Porqué compartir en lugar de comprar?

  • Recesión
  • Mucho desperdicio
  • Muchos productos que no usamos
  • Social Local Mobile Revolution
  •  Nuevo pensamiento del consumidor
  • Todos trabajan para todos
  • Nadie es dueño de nada
  • Vivir más con menos
  • Tener acceso a más cosas y servicios sin tener que comprarlos.
  • Remplazar el consumismo con peer to peer sharing

Una nueva generación está surgiendo con valores renovados: sustentabilidad, creando juntos, crowdfunding. La tecnología permitirá este crecimiento fortaleciendo:

  • Transparencia y escalabilidad
  • Comunidad
  • Participación
  • Colaboración

 

Airbnb fue fundada en San Francisco, con más de 2 millones de propiedades a la renta en 190 países alrededor del mundo, fue valuada en más de 20 mil millones de dólares. Y no es dueña de ni una sola de esas propiedades.

 

 

La edición estadounidense del diario The Economist lo resume en una frase: ‘lo mío es tuyo, a cambio de una pequeña cuota’.

 

 

¿Qué tan sostenible es para el futuro?

La revista online Shareable realizó investigación en donde las generaciones con mayor tendencia a adoptar modelos de economía compartida eran personas entre 18 y 34 años, los cuales se muestran más abiertos a adoptar modelos como UberPool (auto compartido) si significa ahorrar un poco y además, ayudar al medio ambiente.

En la Era Digital se están creando las bases de un ‘consumo colaborativo’ donde los factores de reputación, comunidad y acceso son más importantes para los consumidores.

Las personas que pertenecen a la generación X representan más del 30% de estos consumidores colaborativos, mientras que los millennials representan el 24% de esta comunidad y los Baby Boomers un 15%.

 

En México, es más una cuestión cultural que de generación, el asunto de propiedad se asocia con status. Aunque por otro lado, los proyectos como Ecobici, Carrot o Econduce  nos muestran un panorama alentador para adoptar esta tendencia.

El modelo de Airbnb demuestra que la tendencia tiene mucho con qué seducir al consumidor. Este es el siguiente paso en el mercado mundial, la tecnología ahora reduce fronteras, lleva productos y servicios entre pares. La Revolución Horizontal ha comenzando y este es el camino por el que las grandes empresas están apostando hoy.

 

cta

 

 

 

 

Un comentario

  1. Es la primera vez que leo la palabra “Revolucion Horizontal” y me gusta mucho, parece la palabra perfecta por lo que esta pasando.
    Buen articulo!

    Responder

Deja un comentario