Marketing

Enfoca tu marketing digital a lo que funciona

15 junio, 2017
content_marketing_rey

Con la evolución de la tecnología y con ella la sociedad, la manera en que las empresas hacen llegar sus productos y servicios a la gente también tiene que hacerlo.

Traducción: la publicidad y el marketing tienen que cambiar para mantenerse con el ritmo de los tiempos.

Una investigación de McKinley Marketing Partners destaca la amplia gama de habilidades que los equipos de marketing necesitan en 2017, que van desde conocimientos de SEO y gestión de proyectos hasta email marketing y análisis de data.

Sin embargo, uno de los frontrunners para aparecer en la mayoría de los equipos de marketing en  EEUU y el mundo es el contenido.

Publicidad digital (creación de anuncios en web y redes sociales) y la creación  y curación de contenido estratégico, son algunas de las habilidades más demandadas.

En general, el estudio estaca la importancia de contar con una estrategia global de medios digitales que aprovecha al máximo el contenido producido. SEO, Publicidad y Social no serían muy eficaces sin un flujo constante de contenido atractivo de alta calidad .

Curiosamente, Gestión de Proyectos está en el fondo como la habilidad menos buscada, pero sin un plan de proyecto bien estructurado para apoyar la estrategia de marketing, todo el trabajo duro se puede ir a la basura, por lo que no hay que echarlo en saco roto.

Sospecho que al contar con una calificación tan baja, no es un papel dedicado en la mayoría de los equipos de marketing, pero sin duda es una habilidad esperamos tener en la mayoría de los integrantes de nuestro equipo.

¿Cómo se compara esta investigación con la situación del mundo real en tu negocio?

Si estás pensando en ampliar tu actual equipo de Marketing este año, el mercado de trabajo parece ser más competitivo que nunca, por eso es importante saber cuáles son las tendencias que vienen este año y ver cuáles puedes aprovechar para tu negocio.

Invitados,Life,Publicidad

Líneas imaginarias

1 octubre, 2014

 

Líneas Imaginarías

 

Invited Wacko: Mauricio Angulo S.

La creatividad limitada por líneas

Hace poco me invitaron a visitar una fábrica y estando ahí me llamó la atención que en lugar de tener pasillos, los corredores para visitantes estaban marcados con una línea amarilla pintada sobre el suelo acompañados por letreros que cada 10 metros recordaban que “por su seguridad, debe mantenerse dentro de las líneas amarillas”. Mirando alrededor me di cuenta del estricto apego que otros visitantes le tenían a las líneas amarillas: todos evitaban salirse del camino y lo seguían con la cabeza gacha incluso si éste los obligaba a caminar veinte metros más para llegar a una puerta.

Lo más curioso es que todos aceptaban sin más la regla del camino pintado en el piso. Una simple instrucción y un recordatorio de “qué” y “cómo” era suficiente pero en ninguna parte era evidente el “por qué”. Incluso cuando pregunté cuál eran los “riesgos” de pisar fuera del área pintada nadie me supo dar una respuesta más allá de “es por seguridad” y algunas  miradas incómodas.

Al observar a la gente en sus oficinas he notado que hay a quien también le encanta usar líneas imaginarias en su trabajo, por lo general para crear divisiones y límites igual de imaginarios. En mercadotecnia, por ejemplo, están las famosas líneas que separan el “Above the Line” del “Below the Line” y “Through the Line” para categorizar los enfoques y gastos en medios publicitarios. Así es y siempre ha sido así, pero pocos saben el por qué de esos límites.

Los publicistas también utilizan líneas imaginarias para dividir al “mercado”, tradicionalmente visto como un colectivo de entes predecibles dentro de categorías definidas por sus ingresos, género, nivel de estudios o el número de focos que hay en su casa. Estos criterios también son divisiones inventadas para hacer más simple la gestión de estrategias publicitarias pero solo viven en la mente del publicista, la gente en realidad es mucho más compleja.

Otras líneas, aunque sean imaginarias, pueden ser peligrosas, como la que divide a los “creadores” de los “consumidores” o a los “artistas” del “público”. Estas líneas son peligrosas porque limitan lo que las personas pueden hacer o no. Hasta hace poco parecía que para ser un creador o emprendedor era necesario una especie de investidura o derecho divino, o por lo menos el respaldo de una institución que validara las capacidades de una persona que quería hacer algo diferente.

El poder de estas líneas depende de que la gente crea en ellas y cuando la cultura cambia, las líneas son redefinidas o eliminadas. Con la llegada de la web y la mercadotecnia en medios digitales las líneas de ATL, BTL y TTL ha tenido que cambiar para acomodar esquemas que nunca habían existido; con las redes sociales y los dispositivos móviles hemos llegado al final del mercado de masas, y los publicistas han descubierto que lo único que las personas tenemos en común es que todas somos diferentes.

Uno de los cambios más importantes es que la línea que dividía a los creadores de los que consumidores se ha evaporado: cualquier persona puede ser escritor, fotógrafo, músico, cineasta o emprendedor sin necesidad de pedirle permiso a nadie y puede mostrar su trabajo a millones de personas sin salir de su casa. Todos consumimos y todos producimos, sin importar dónde vivamos, lo que diga el diploma de la escuela o el puesto en el trabajo. Estos días todo se resume a una sola cosa: capacidad.

Para muchos vivir dentro de esas fronteras imaginarias es más simple, porque los límites les ayudan a darle sentido a un mundo caótico y extraño que cambia más rápido de lo que pueden adaptarse, pero para muchos cruzar los límites es algo imperativo para realizar cosas épicas y memorables. El mundo no se detiene porque alguien quiera aferrarse a los límites que una vez lo hicieron sentirse cómodo y seguro.

Aprende a cuestionar los límites para emprender

Hubo una vez que las líneas imaginarias sirvieron como guías, pero con el tiempo se han transformado en cuentos para espantar a la gente sobre la incertidumbre que hay detrás los límites conocidos. Cuestionar de cuando en cuando las razones de un límite es un ejercicio sano, especialmente si esos límites esconden nuevas metas y horizontes. Al final, muchas de esas líneas solo existen en nuestra imaginación.

Cambio,Futuro,Management,Marketing,Tendencias

El Marketing Digital ha Muerto

23 junio, 2014
mkt digital

rip marketing

 

El Marketing Digital ha muerto si es que alguna vez existió.  Y es que desde que el mundo entró en la era digital, es decir, a partir de que la penetración de tecnología a nivel global cambió nuestro tejido social, las estructuras financieras y nuestras vidas hasta en lo más íntimo, se abrió paso a esta era de La Revolución Horizontal, y por lo tanto todos vivimos en lo digital.

Hablar de cosas como publicidad digital o contenido digital, es no querer aceptar que este asunto ya cambió. Hoy tenemos dos opciones: hacer buen marketing para la era digital o no hacerlo; pero de entrada limitarse a pensar que la estrategia será basada con un “componente digital”, es firmar el fracaso en el futuro cercano.

Sigo escuchando a personas que al pensar en estrategia digital trasladan todo su pensamiento al Internet, cuando este es tan solo un componente probable de los tácticos. La definición de cualquier migración hacia lo digital debe de tener un claro y concreto objeto de negocios, y a partir de este, nace una estrategia a la cual estoy seguro acompañarán muchos tácticos, y todos y cada uno crítico.

Por objeto de negocios me refiero a una actividad cuyo fin tenga un impacto en el core de lo que hacemos profesionalmente: economizar una línea de producción, ampliar la distribución,  encontrar nuevo valor y monetizarlo, etc.

Para todos aquellos que creen estoy exagerando, para muestra un botón:

El 17 de Abril del 2013, el equipo de Marketing Digital de Citibank llegó a su oficina sólo para encontrarse con la noticia que se había tomado la decisión corporativa de eliminar a todo el departamento de Marketing Digital por completo. ¿Por qué tomar una decisión que parece darle un balazo en el pie al futuro del banco?

En la entrevista que Vanessa Colella (Citibank North American head of consumer), dio al Business Insider dice: “Todos tienen increíble experiencia, hablan digital y usan jeans”, y después explica como este grupo se convirtió en una muleta para la mercadotecnia del banco, ya que todos los que deseen hacer mercadotecnia deben de ser fluidos en digital.

Lo que también se explica en el artículo, es que Citibank tomó meses antes de este movimiento entrenando a personas claves, y contratando nativos digitales de las mejores canteras: Google, Yahoo! y Microsoft, para asegurar tener suficiente cultura sembrada y así crear un nuevo pensar corporativo disruptivo.

A solo meses de esta decisión el nuevo equipo de marketing en Citi ha logrado lo que la compañía nunca pudo hacer antes: entrar a las audiencias en medios digitales con credenciales y sabor a 2.0; además, están por lanzar una de las aplicaciones más novedosas de la industria, invitando a ciclistas a compartir su bici con miembros de la comunidad. Así es, un banco promoviendo el préstamo de vehículos ecológicos, hasta casi yo se las creo.

La última declaración que hace en la entrevista la ejecutiva de Citi es lapidante:

“Digital no es un departamento,”  dice Colella, “No es un departamento en Citi, ni tampoco en nuestra agencia… y no quiero que exista dentro de ningún socio”.

Ya estamos en la era digital, como decidimos evolucionar en ella marcará en buena parte el futuro de nuestros proyectos profesionales y personales; y aunque está claro que el salmón debe nadar contra corriente para cerrar su ciclo reproductivo, también se sabe que al cerrarlo muere para abrir paso a la generación que sigue.

Yo no sé ustedes pero yo no soy salmón, ni siquiera tengo apetito por él.