Notas generales,rrhh,Tendencias

Tu imagen digital

31 diciembre, 2015
imagen en las redes
Compartir

¿Qué pasaría si descubrieras que tu médico de cabecera, aquel que te lanza toda una cátedra de buenos hábitos alimenticios y estilos de vida saludable fuera un asiduo cliente de los puestos callejeros? Seguramente la imagen de pulcritud y salud que te transmitía quedaría un poco manchada ante la contradicción de su conducta. Lo mismo sucede cuando la imagen profesional difiere de la imagen social que las personas proyectan en las redes sociales.

Tu imagen en las redes sociales podría aumentar tus oportunidades de conseguir clientes potenciales o perjudicar seriamente tu vida profesional si no aprendes a llevar un equilibrio entre estas dos. Cuando se genera el cambio y se decide cruzar la brecha hacia la era digital, es necesario cuidar la presencia en la red e invertir en la calidad de la información. Aquí te dejamos unos consejos útiles para llevar con toda tranquilidad un balance entre lo personal y lo profesional.

1. Utiliza las redes sociales de forma adecuada

Facebook y Twitter son plataformas de las que se puede obtener una buena dosis de poder o de vulnerabilidad. Si consideras que como profesional eres una persona totalmente distinta a la que eres en tu vida privada, entonces es necesario tener precaución con el material que publicas, ya que, puedes dañar tu credibilidad y profesionalismo. Puedes optar por crear dos perfiles que sirvan para separar esa dos facetas y mantener al margen tu estilo de vida de tus objetivos laborales. No obstante, si te resulta complicado administrar ambos perfiles, considera que es preferible evitar postear imágenes de contenido ofensivo, así como frases en las que expongas opiniones personales sobre política, religión y tus relaciones interpersonales.

2. Crea una imagen profesional

LinkedIn es la red por excelencia para los negocios y se ha convertido en la herramienta favorita de muchos Headhunters al momento de elegir entre varios candidatos. Por ello es necesario proyectar la imagen correcta. Ser precisos y congruentes con nuestro negocio, ya que esta red es altamente efectiva para establecer contacto con otros profesionales de cualquier ámbito y cualquier parte del mundo. Nuestro perfil de LinkedIn representa una gran ventaja competitiva en los negocios de la nueva era, por lo que si buscamos generar nuevas relaciones de tipo comercial o profesional, este es el lugar.

3. Constancia

Ya tenemos un perfil en las redes sociales y todo parece ir bien. Ahora lo que se necesita es ser constantes y publicar periódicamente para mantener nuestra audiencia interesada. Generar contenidos de valor que interesen a nuestros usuarios y generen empatía. Esto es primordial para poder ganar su confianza y luego entablar un dialogo con nuestros futuros clientes.

4.Contratar expertos

Si tu negocio está comenzando su transformación digital y aún no tienes tus objetivos claros, ni una imagen concreta de lo que quieres proyectar, entonces es momento de llamar a los expertos que te asesorarán paso a paso para crear una imagen profesional y darle ese empujón final a tu empresa. Recuerda que para generar alianzas estratégicas o promover los servicios que ofrece tu empresa será necesario dar ese salto a la Era Digital e invertir en la imagen de tu negocio.

Te invitamos a leer otros artículos para comenzar con la transformación digital:

Una pregunta para comenzar tu transformación digital 

5 cosas que tu jefe debe saber sobre digital

Cambiamos la cara para mejorar la experiencia del usuario

Consultoría Digital

Deja un comentario