Liderazgo,Life,Management

La Transparencia de un Piojo

25 junio, 2014
Compartir

 

 

piojo herrera

La transparencia es un concepto que nos evoca a pensamientos abstractos, el mismo nombre lleva el significado – transparente – liviano, sin ruido y casi inexistente. Sin ruido.

Que deja pasar la luz.

Esto último es donde recae el poder de la transparencia, ilumina espacios obscuros , abre espacio al descubrimiento y da permiso a una exploración que normalmente produce innovación como sana consecuencia.

Cuando se habla de conceptos de transparencia en estos tiempos, normalmente tiene connotaciones inmediatas de moral: “esta persona no es transparente”, por lo tanto tiene una doble agenda, atrae la obscuridad… es opaca. Pero hay otra dimensión para aproximarnos a este concepto, y el Piojo Herrera me lo hizo reflexionar.

Leyeron bien, Jabba the H…digo, Miguel Herrera (El Piojo).

Admito no ser Americanista, no haber conocido mucho de su estrategia y estilo (hasta que tomó La Selección Nacional), y no entender muy bien si sus victorias con El Águila habían sido más producto de fortuna que de análisis, proceso y correcta ejecución, pero ahora eso también lo veo diferente, y de hecho, ha pasado a un segundo plano.

¿Por qué ha cambiado tan radicalmente mi percepción de este personaje? – sencillo – la forma en la que expresa sus emociones públicamente.

Como diría mi abuelo “para ser decente no sólo hay que serlo, también hay que parecerlo”, y este saco le queda perfecto a Don Miguel Herrera; nos ha cautivado a todos (medios y audiencias) la pasión con la que vive cada segundo de los partidos. Nos inspira su forma de celebrar y sufrir a nivel cancha y con las mangas remangadas; nos transmite piójicamente ahí al ras césped, donde de niños algún día también vivimos cada momento con esa intensidad y  emoción.

Muchos de nosotros hemos sido formado personal y profesionalmente para no mostrar nuestras emociones, de hecho, algunas de las industrias más tradicionales de nuestro haber profesional aún rinden culto a este tipo de torturas psicológicas (prefiero no mencionar nombres). El que peor queda al final del día en estos modelos es el  líder, quien se ve arrinconado a jugar el rol de el lobo solitario disfrazado del  León en el Mago de Oz… sin valor por carece de corazón.

Me es evidente que este carácter transparente del DT del TRI ha llegado a los vestidores, a la FMF y por lo menos hasta ahora a los resultados, que si bien es cierto que él no juega, también es cierto hace toda la diferencia.

Mostrar a nuestros equipos quienes somos y como nos sentimos es un paso que abre la puerta a la confianza y cooperación; nos ayuda a jugar a nuestras fortalezas y no apenarnos o acomplejarnos por nuestras áreas de oportunidad, al ver lo transparentes que somos nuestro equipo tenderá a ayudarnos. Recordemos que las comunidades se autoregulan y la relaciones laborales no son la excepción.

Así que este mundial de fútbol me ha traído una nueva forma de ver la transparencia, a través de la pasión de un Piojo y sus inolvidable habilidad para dejar pasar la luz.

Deja un comentario