Estrategia,Management

The Great One

27 mayo, 2014
Compartir

 

En 1986 llegué a Canadá para estudiar, tenía 16 años. Mi primera pregunta a quién se encontraba ya instalado en el que iba a ser mi cuarto fue: “¿Quién es este tipo Gretzky que aparece por todas partes?”.

“The Great One”, contestó el pelirrojo.

Llevaba menos de 24 horas en Toronto y mi impresión era que este tal Wayne era dueño del país y sus habitantes. Y en efecto lo era, de hecho, lo sigue siendo.

Tuve el privilegio de verlo jugar varias veces y en su mejor época, vistiendo el jersey de los Oilers (Edmonton no Houston :P), con el ya histórico 99. Hay algo profundamente impactante de ver a cualquier ser humano en esa “zona”en ese 25% extra qué sólo algunos llegan a estar; Gretzky estaba tan por encima de todos qué el resto de jugadores, a veces, daban hasta penita, así en diminutivo.

No tardé en comprar alguna biografía de él y al leerla, de esa primera lectura, ahora recuerdo la siguiente frase:

“A good player plays where the puck is. A great hockey player plays where the puck is going to be”

Lo anterior está basado en un consejo de su primer coach: Walter Gretzky, su padre.

Durante el resto de mi estancia estudiantil en Canadá aprendí jugando en el hielo lo difícil que es posicionarte en el lugar adecuado, mientras persigues un pedazo de caucho compactado que a veces viaja a más de 200kms/h.

Ahora encuentro que para ganar en la vida (profesional o personal), uno tiene que adelantarse a la jugada y estar donde va a llegar la acción. En la vida profesional yo trato de expresarlo proactivamente, encontrando valor creado que innove y monetice; en lo personal, el ahorro es un buen ejemplo de cómo estar en el lugar estratégicamente ideal.

En general los triunfos están llenos de anécdotas de “estar en la hora y momento correcto”.

Me parece a mi que la diferencia entre un crack y un buen jugador, es que el primero genera estos momentos y después capitaliza en ellos…mientras el segundo vive esperando que por alguna extraña razón “le toque” estar ahí, donde el debió haberse posicionado.

Moverse es vivir. Moverse al lugar adecuado es triunfar.

Deja un comentario