Gestiona el talento para la Transformación Digital

La captación y retención de talento para liderar la transformación digital es un reto más importante que nunca.

Hoy buscamos talentos para el día a día de la empresa, pero también para poner en sus manos el futuro.

En el centro de todo, hay una fuerte desconexión entre las necesidades de la empresa y las necesidades de talento.

He visto dudas entre equipos de alto nivel, si vale la pena formarse digitalmente, y la respuesta que siempre tengo para ellos es sí, sí vale la pena, formarse a sí mismo y seguir formando a nuestro equipo, potenciar su talento y enriquecerlo con la captación y llegada de nuevos integrantes.

Liderar el proceso de transformación requiere de aptitudes muy específicas, pero no imposibles de potenciar.

No se trata de empezar desde cero, sino de identificar las fortalezas con las que cuenta el equipo, y ver dónde podemos complementarlas.

Sobre todo, hay que entender que transformación digital no es un proceso de digitalización o de sumar “tecnología digital”.

Sí puede serlo, y probablemente serán parte del proceso, pero en el núcleo, trata de un cambio de cultura.

Y, como siempre lo digo, en conferencias, en participaciones en medios, hasta en la comida: en el centro del camino a la transformación digital hay que poner a las personas.

Las personas tienen una habilidad innata para adaptarse al cambio, pero también es innata su resistencia a éste.

El status quo es la bacteria más resistente al cambio y corresponde al equipo de alto nivel de la empresa acabar con él.

Prepara al talento para un cambio de cultura

Es la cultura de la empresa la que tiene que cambiar para permitir a todos los integrantes saltar este obstáculo.

Para cualquier plan de transformación, adaptar la cultura organizacional a un nuevo modelo será el primer desafío.

En este punto es importante recordar siempre cuáles son los 3 pilares de la transformación digital: la gente, la tecnología, y el modelo de negocio.

En los modelos de negocio está la clave, pues se trata de adecuar la tecnología para ayudar a nuestra gente a potenciar el modelo de negocio sobre el que se soporta nuestra organización.

Son 3 pilares, ninguno prescindible, pero sí podemos identificar que la prioridad debe recaer en la gente y el modelo.

Más allá de la tecnología, debe prosperar la simbiosis entre el modelo de negocio y el equipo que lo soporta.

En este sentido, debe cambiar la manera de gestionar el talento, como adopción de espacios abiertos o flexibilidad de horario.  

Medidas que fomenten la movilidad, la colaboración y la creatividad de manera natural.

Así, un ambiente laboral más humano, aunque suene paradójico, facilitará el proceso a la transformación digital.

Y sobrepasará las cuatro paredes de la oficina, de la misma manera que el trabajo ha rebasado esa frontera.

Home Office, trabajo remoto, flexibilidad en horas… son estrategias para darle al talento la opción de entregar resultados donde se sientan más productivos.

Pero no descuides la comunicación presencial

Sin embargo, otra estrategia muy utilizada está en hacer el lugar de trabajo atractivo para el talento.

Pese a estar enfocada a resultados, no podemos descuidar la comunicación presencial en una empresa.

Como mencionamos antes, la utilización de espacios y ambientes que propicien la colaboración y retroalimentación cara a cara.

Claro, siempre desde las posibilidades que permiten las circunstancias, modelos y estrategias de negocio.

Recuerda, siempre, lo más importante, será dar en el clavo con el modelo de negocio, y casarlo con la gente.


¿Quieres saber más de las sobre la gestión del talento para la Transformación digital o las conferencias de Gonzalo Alonso?

Sólo tienes que llenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment